Casa Xoko

Cerramos esta cuarta vuelta sobre las casas de Vidángoz en casa Xoko, situada en el barrio de Egullorre, en la calle que en su día se llamaba San Pedro, si bien hoy el nombre de la vía ha cambiado y es San Pablo.

Casa Xoko tras el incendio (Diario de Navarra, 16/06/2005)

Casa Xoko tras el incendio (Diario de Navarra, 16/06/2005)

La casa está actualmente reconstruida como consecuencia del incendio que la devastó en junio de 2005, hace 10 años por estas fechas, cuando no quedaron más que las paredes exteriores.

Para entonces la casa llevaba más de 30 años deshabitada. De hecho, gracias a una anotación de Don Nicolás, sabemos la fecha exacta en la que la última familia que residió en esta casa decidió “cerrarla”: el 7 de octubre de 1974. Aquel día de otoño el matrimonio formado por Marino Juanco Pérez (Paxapan / Xoko) y Capitolina Aldunate (Ujué) y su hija Clara Isabel, de 22 años, decidieron seguir el camino que ya habían tomado muchos de sus vecinos y dejaron Vidángoz. El hijo mayor de la pareja, Jesús María, que entonces contaba 24 años, había tomado los hábitos de capuchino y ya residía en Pamplona, y teniendo Clara Isabel 22 años, debieron de pensar que era el momento de mirar hacia un futuro que no veían en el pueblo. Pero esta familia no era originaria de la casa, sino que llegaron a ella al casarse Marino y la Capi en junio de 1949. Entonces, ¿quién vivía en la casa anteriormente y qué fue de ellos?

Ruta similar a la que habrían hecho los bidankoztarras que emigraron a Argentina

Ruta similar a la que habrían hecho los bidankoztarras que emigraron a Argentina

Pues la familia que habitaba la casa con anterioridad, que era la originaria de la misma, la había dejado poco tiempo antes, a mediados de la primavera de 1949, cuando tomaron en Bilbao el barco Entre Ríos con destino a Argentina, llegando a Buenos Aires el 20 de mayo de ese mismo año. Se trata de la familia Rodrigo Urzainqui, y como últimos habitantes de la casa constan Simona Urzainqui Fuertes (viuda de Florencio Rodrigo Mendigatxa [Maizena /  Xoko]), y sus sobrinas/hijastras e hija (ya que, aunque tienen los mismos apellidos, algunas eran hijas del matrimonio entre Florencio y Braulia Urzainqui Fuertes, hermana de Simona), Valeria Rodrigo Urzainqui, Dolores Rodrigo Urzainqui, Filomena Rodrigo Urzainqui, Rufina Rodrigo Urzainqui y María Ángela Rodrigo Urzainqui, que contaban entonces entre 29 y 11 años.

De 1949 hacia atrás, la historia de esta casa está durante cierto tiempo ligada a la emigración a Argentina, y es que, el que fuera cabeza de familia de las Rodrigo Urzainqui, Florencio, realizó al menos dos viajes al nuevo mundo y, al parecer, hizo las américas. Sabemos que Florencio tomó un primer barco hacia Argentina en 1905, probablemente su primer viaje, cuando tenía 25 años. Y sabemos que, tras casarse con Braulia Urzainqui Fuertes en Vidángoz en 1919, volvió junto con su esposa al otro lado del charco donde nacieron, al menos, tres de sus hijos, de nombres Valeria, Ceferino y Juana, muriendo estos dos últimos cuando la pareja ya había vuelto definitivamente a Vidángoz, hacia 1925.

Barco en el que viajó en 1905 Florencio Rodrigo a Argentina, similar al que habrían usado los demás que "cruzaron el charco"

Barco en el que viajó en 1905 Florencio Rodrigo a Argentina, similar al que habrían usado los demás que “cruzaron el charco”

Estuvieron unos años en Vidángoz, donde nacieron Dolores, Filomena y Rufina y, al mismo tiempo, murieron Ceferino y Juana. El matrimonio y sus hijos cambiaron su residencia a Pamplona (donde tuvieron al menos otro hijo, José Miguel, que murió en Vidángoz en 1938, con 4 años de edad) probablemente en 1930, y allí permanecieron hasta que, la guerra civil por un lado y la muerte de Braulia por otro, hicieron que la familia volviera a Vidángoz, donde Florencio volvió a casarse con Simona, la hermana de su difunta esposa, con quien aún tuvo otra hija, Mª Ángela.

Casa Xoko, poco antes de quemarse (Foto: Xabier de Zerio, 2004)

Casa Xoko, poco antes de quemarse (Foto: Xabier de Zerio, 2004)

Pero Florencio y Braulia no fueron los únicos de Xoko en emigrar. De casa Xoko también emigraron, al menos, tres hermanos de Braulia y Simona, llamados Narciso, Juan y Andrés. Narciso Urzainqui Fuertes sabemos que partió en 1922 y, al igual que los demás americanos de casa Xoko (y que varios bidankoztarras más), también se estableció en Bahía Blanca, aunque ahí se le pierde la pista. De Juan Urzainqui Fuertes sabemos que incluso llegó a casarse en Bahía Blanca en 1935 con Ángela Urra Urrutia, seguramente hija de emigrantes navarros. Y de Andrés, aunque no hay datos, fuentes familiares indican que también emigró y se instaló en Buenos Aires, donde se casó y tuvo descendencia.

En las generaciones anteriores a ésta, es posible que también alguno emigrara, si bien no he podido confirmarlo hasta la fecha. De ser así, tal vez aquellos primeros emigrantes habrían servido de referencia a los que posteriormente decidieron hacer la maleta y cruzar el charco.

1944 - Los maquis hicieron que casa Xoko se convirtiera en un escondite improvisado

1944 – Los maquis hicieron que casa Xoko se convirtiera en un escondite improvisado

Para terminar con la historia de la casa, y relacionado con el edificio propiamente, una anécdota que nos lleva al otoño de 1944. En aquellos días los maquis, la guerrilla antifranquista, habían penetrado por diversos puntos de los Pirineos y, un día en concreto, la llegada de los maquis a Vidángoz parecía inminente. Tanto era así, que varias decenas de bidankoztarras cogieron alguna cosa de valor que pudieran tener y marcharon a casa Xoko a esconderse. ¿Y por qué a esa casa? Pues porque en ella existía la trampa, un habitáculo oculto bajo el suelo de la cuadra que no encontraría alguien que no conociera la casa. Finalmente los maquis no llegaron, pero la anécdota queda ahí.

En cuanto al nombre, es creencia común (y tal vez cierto, aunque dejaré ver alguna duda) que se llama casa Xoko debido a su ubicación original, en el txoko, en el rincón que formaban casa Montes, la propia casa Xoko y la actual casa Elizarena (casa Paxapan antigua). Podría ser, y tendría sentido… pero, por un lado, la evolución fonética del nombre, con esa pronunciación “x” al inicio, como en Monxon o en Xapatero, indicaría que más que de txoko, provendría de Zoko, tal vez por alguien que llevara ese apellido o por un mote. Y por otro lado, y ahondando en esa segunda posibilidad, hay en el Archivo General de Navarra un proceso fechado en 1830 que enfrenta a “Santiago Sanz, dueño de la casa Zoco” contra “Pascual Anaut, dueño de la casa Neguicena” (Inigizena, actual casa Peña). Y ahí tenemos el Zoko otra vez.

Sea como fuere, casa Xoko, otra casa con su historia y sus curiosidades.

You can leave a response, or trackback from your own site.

7 Responses to “Casa Xoko”

  1. Adriana Urzainqui dice:

    Buenos días, mi nombre es Adriana Urzainqui. Soy nieta de Andrés Urzainqui, persona mencionada en este artículo. En caso de que tengan información respecto de los padres de mi abuelo, agradecería me la enviaran. Mi conocimiento de la familia llega hasta los hermanos de mi abuelo paterno y sus sobrinas,también mencionadas aquí. Desde ya muchas gracias!

    • bidankoztar dice:

      Buenos días Adriana,
      Le contesto por este medio más brevemente pero le daré más explicaciones en tu correo electrónico.
      Los padres de Andrés Urzainqui Fuertes, su abuelo, eran ambos de Vidángoz, siendo su padre de casa Xoko y llamado José Sotero Urzainqui Machín (aunque se le denominaba solo José) y su madre de casa Xereno y llamada Ángela Dolores Fuertes Urzainqui (aunque se le denominaba solo Ángela).
      Por lo que me ha tocado mirar hasta ahora, sé que la sucesión en casa Xoko en tiempos de su bisabuelo José fue un tanto accidentada, ya que los padres de éste, esto es, sus tatarabuelos, fallecieron el mismo año en el plazo de apenas un mes y cuando José solo tenía dos años de edad. En ese mismo año y con poca distancia en el tiempo también fallecieron el abuelo de José y una tía paterna, por lo que es probable que estas cuatro muertes que se registraron en el plazo de tres meses y medio no fueran casuales y se debieran a alguna enfermedad contagiosa que desconocemos (cosa que también explicaría el hecho de que sus funerales se realizaran un mes o mes y medio después de los fallecimientos, circunstancia que se daba en tiempos de epidemia, aunque en esta ocasión parece que solo habría afectado a casa Xoko).
      Lo dicho, le daré más explicaciones por email porque por este medio quedaría demasiado pesado.
      Un saludo

      • Adriana Urzainqui dice:

        Muchísimas gracias por tan pronta respuesta. Quedo a sus órdenes para aportar información sobre la descendencia de Andrés Urzainqui, en caso de que la considere relevante. Un saludo desde Argentina.

        • bidankoztar dice:

          Por supuesto que lo considero relevante, de hecho suele ser difícil seguir el rastro de los emigrados, por lo que te agradeceré todo lo que me puedas contar. Un saludo

  2. Hugo De Luca Usqueda dice:

    Hola quería saber si los primeros Urzainqui de Vidángoz están relacionados con los Urzainqui de Uztárroz, o si de Vidángoz pasaron a Uztárroz.
    Tengo mi antepasado Bartolomé Urzainqui nacido en 1667 en Uztárroz hijo de Francisco Urzainqui y Catalina Garde creo que eran de Uztárroz también, sí que se casaron allí en 1657.
    Francisco Urzainqui era hijo de Pedro según algunos, o de Martín Urzainqui y Ana Baldan según otros.
    Gracias y saludos.

    • bidankoztar dice:

      Buenas,
      Veo que ha hecho el comentario en la entrada de casa Xoko y, aunque supongo que ya la habrá consultado, recientemente publiqué una entrada dedicada al apellido Urzainqui en Vidángoz (http://vidangoz.com/bidankozarte/?p=2006).
      Pues en lo que a mi me toca, a la parte de Vidángoz, la pregunta se antoja difícil de responder o tal vez imposible. Me explico. Los libros donde se anotan los sacramentos recibidos por una persona en la iglesia católica (bautismo, confirmación, matrimonio y defunción [esto último no es un sacramnento en sí, pero se anotaba]) se empezaron a elaborar sistemáticamente en torno a 1575-1580, y desde esa fecha se conservan los de Uztárroz, pero no los de Vidángoz, donde solo han perdurado los libros iniciados en 1701-1702. De hecho, recientemente encontré que, contrariamente a lo que yo pensaba, no se habían destruido en un capítulo puntual, sino que se debieron de ir deteriorando y, en algún momento, alguien debió decidir que ya no eran útiles ni legibles y los desechó (puede leer aquí la entrada que publiqué al respecto: http://vidangoz.com/bidankozarte/?p=2021). Es por ello que, genealógicamente hablando, en Vidángoz solo podemos llegar certeramente hasta 1700 o, si se quiere, hasta la generación que en torno a 1700 estaba teniendo hijos (unos 25 o 30 años antes), pero poco más.
      No obstante, diversos documentos históricos nos dan noticias de los distintos Urzainquis que ha ido habiendo en Vidángoz, al menos de aquellos que han sido cabezas de familia en el pueblo. Le dejo aquí una lista de los mismos ordenados según el año en que se les nombra, por si alguno se acomoda a lo que busca (será difícil que si se casa en Uztárroz aparezca en estas listas en Vidángoz, porque mientras habría vivido en nuestro pueblo habría sido niño-joven, y por tanto no habría sido cabeza de familia y, por tanto no aparecería en ningún listado de los que menciono):
      1612: Pedro Urzainqui (probablemente éste sería natural del pueblo de Urzainqui y esta circunstancia devino en su apellido (de hecho, en algún documento se le denomina Pedro de Urzainqui, no pareciendo esta mención casual [solo se aplica a unas pocas de las 72 personas que integran el listado, y todas ellas ligadas a nombres de pueblos cercanos: de Urzainqui, de Ripalda, de Uztárroz, de Esparza, de Ustés]);
      1634: Marco Urzainqui, Joanes Urzainqui, Catalina Urzainqui y Martín Urzainqui;
      1645: los mismos;
      1646: los mismos y un segundo Joan Urzainqui;
      1677: Pedro Urzainqui (pobre mendigante), Pascual Urzainqui, Juan Urzainqui, otro Pedro Urzainqui y otro Juan Urzainqui.
      1726: Atanasio Urzainqui, Juan Urzainqui, Feliziana Urzainqui (pobre de solemnidad), Josepha Urzainqui (pobre de solemnidad), Juan Chrisostomo Urzainqui, Josepha Urzainqui, Juan Baines Urzainqui, Antonio Urzainqui y Joseph Urzainqui.
      Así, el Francisco Urzainqui que mencionas (casado en 1657 en Uztárroz) podría ser hijo del Pedro Urzainqui que aparece en Vidángoz en 1612, o incluso del Martín Urzainqui que se menciona en 1634 (y tal vez incluso el hecho de que a veces se cite como padre a Pedro y otras a Martín tenga en este hecho su explicación, ya que el Martín de Vidangoz sería seguramente hijo de Pedro).
      En cualquier caso, es difícil concretar, ya que el Urzainqui es apellido bastante habitual en el valle de Roncal y, por otra parte, Pedro y Martín también son nombres muy usuales. De hecho, la iglesia de Urzainqui está dedicada a San Martín, con lo cual sería bastante habitual encontrar Martines en dicho pueblo (lo mismo que en Vidángoz Pedros, ya que la iglesia está dedicada a ese santo).
      Pues lo dicho, que por ahora poco más le puedo concretar. No sé si algún día llegaré a poder consultar los registros originales de Uztárroz, por si en aquella época ya constaran los lugares de origen de los novios, tal vez podría haber suerte… Aunque, por otra parte, parece que no hay Urzainquis en Uztárroz anteriores al Francisco Urzainqui que tu mencionas y que se casó allí en 1657…
      Si algún día consigo concretar algo más le mantendré informado.
      Un saludo

  3. Hugo De Luca Usqueda dice:

    Hola bidankotzar, gracias por tu pronta respuestay y por ahondar en mis inquietudes. Exacto, previo a escribir un comentario en una web que enuentro, leo todo l publicado y me pareció muy importante acerca de los Urzainquis de Vidángoz y los que emigraron a Usa, pero se trata de épocas más recientes, mis Urzainqui en principio eran de Uztárroz como bien te comenté antes pero no tuve la oportunidad de ver los 2 primeros libros sacramentales, tengo acceso en family search para ver las imágenes del 3° libro en adelante pero comienzan en 1700 y pico y mis fechas de búsqueda es anterior.
    Entiendo perfectamente lo que me explica de los primeros libros parroquiales de Vidángoz y leí su publicación de que no se perdieron en la guerra civil o en algún terremoto sino que se fueron deteriorando con el tiempo por descuido quizá o desentendimiento de alguien.
    Agradecido por los datos aportados y las conjeturas hechas entorno al apellido Urzainqui.
    Desde ya también le agradezco si tuviera un hueco o la oportunidad para acercarse a Uztárroz a visitar la parroquia, quien sabe, algún día

    Un saludo desde Argentina.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Buy best wordpress themes and Save. | Thanks to Free WordPress Themes, Top WordPress Themes and Free WordPress Themes