Coolblue

Just Another Styleshout Template

Traje roncalés

    El traje roncalés, con el uskara,  es uno de los símbolos  que más caracterizan a los residentes de este Valle. Es rico, elegante y señorial como corresponde a la  personalidad histórica  y categoría nobiliaria de sus moradores.

    Se compone, para los hombres, de traje de paño negro, con chaqueta, chaleco y calzón corto ajustado a media rodilla con trencillas rematadas en borlas, medias negras y zapatos con hebilla de plata. Se ciñen con una faja morada. Una capa de ceremonia de paño negro, también con ribetes encarnados, y el sombrero negro completan su atuendo.

    El traje de las mujeres es todavía de mayor riqueza que el de los hombres en sus adornos. Había dos clases de trajes, el de las solteras y el de las casadas. Las casadas llevaban falda negra y las solteras doble falda azul, recogida por el borde de la cintura mostrando el forro rojo del revés. De la cintura para arriba llevaban un corpiño o justillo cerrado por delante con cordones y adornados los ribetes con galón de plata u oro. En el cuello, collares o gargantillas de cuentas multicolores de cristal y una alhaja llamada bitxi, especie de dije colgando de una cinta de terciopelo negro. Para la misa tenían sus amplias mantillas, de paño negro para las casadas y rojo o azul para las solteras, de corte semicircular, bordadas en negro o en colores y adornadas en sus bordes por ancha cinta de galón o de seda.

    Las Ordenanzas del Valle han regulado y protegido la confección y uso de estas prendas. A finales de los 50 y principios de los 60 todavía podían verse por las calles de Bidangoz  algunos abuelos ataviados con calzón corto. Hoy día el uso del traje roncalés ha quedado relegado a algunos actos folklóricos que se celebran en el Valle.

   El Gobierno de Navarra tiene adoptada  esta indumentaria como traje oficial de Navarra.