Posts Tagged ‘Mariano Mendigacha’

El Síndrome de Mendigatxa

Por si lo dicho en la entrada del miércoles fuera poco, Mariano Mendigacha sirve para denominar a un síndrome, el Síndrome de Mendigatxa, denominación que apareció por primera vez en el verso de Bidador pero que ha tenido más recorrido.

Artículo de Aingeru Epaltza sobre el Síndrome de Mendigatxa, en la última página del Diario de Noticias de 10/06/2015.

El Síndrome de Mendigatxa, tal y como lo definía certeramente Aingeru Epaltza en su columna del Diario de Noticias (06/10/2015), viene a ser la melancolía de ser una suerte de último mohicano de tu lengua, siendo consciente de ello.

Seguramente Mendigacha bastante tendría con su día a día como para andar pensando en que su nombre se iba a asociar a la desazón que le producía el querer enseñar todo su uskara y que no muriera y no ser capaz de salvarlo, pero el caso es que su figura ha servido para representar esa sensación.

En este sentido, y como dice uno de el poema de Díez de Ulzurrun, ‘amamos a Mendigacha, pero no ser Mendigacha‘.

Mariano, nuestro particular último mohicano, sonreiría satisfecho si pudiera ver que sus esfuerzos no fueron en vano, como tanto temía. Eskarrik anitx!

Mendigacha, 100 años después

Se suele decir que alguien vive mientras haya quien le recuerde. Los roncaleses también tenían su opinión a este respecto y señalaban, como reza el dicho que encabeza este boletín, que ‘los muertos y los que se han ido son los primeros que se olvidan’.

Bueno, pues si Mariano nos viera hoy en día, cien años después de su muerte,  observaría para su sorpresa que todavía se le recuerda, y no solo en su familia o en su pueblo, sino que su labor y la impronta que dejó han trascendido a su propia persona.

Así, aparte de menciones pasajeras en diversos artículos o la pequeña biografía de Mendigacha que, con ligeras variantes, encontramos en muchos sitios, hay una serie de escritos (y serán muchos todavía los que se me escapan) que se han ido publicando sobre su figura o dándole un papel más o menos relevante. Además, estas menciones suelen tener como denominador común el hecho de poner de relieve el carácter justo que dejaba ver en algunas de las cartas que envió a Azkue.

Mendigacha junto a Sandino, en la revista Napartheid (Asisko, 1991)

Así, y haciendo un pequeño repaso en orden cronológico, las primeras referencias que encontramos, y parece que las únicas reseñables en las décadas de 1980 y 1990, corresponden a Asisko Urmeneta. La primera mención corresponde al artículo Uskararen koitia  (‘el último aliento del Uskara’) la revista Argaray (1986). Poco después, el propio Asisko llevó al cómic dos de las fábulas que Mendigacha envió a Azkue: en 1989 Bidankozeko katalogoa (basado en la fábula Zorria eta kikasoa [‘El piojo y la pulga‘]) y en 1991 Mendigatxa not dead (basado en Arzatzak eta otsoa [‘Los mardanos y el lobo‘]). En ese mismo año, y en la imagen que acompaña a este artículo, el dibujante nos presentaba en unas viñetas de Napartheid a Mendigacha acompañando al revolucionario nicaragüense Sandino y el líder zulú Shaka actuando en una pastoral sobre Fidel Castro. Dos años más tarde y en el mismo fanzine, Mariano aparecía al lado de otros dos revolucionarios míticos, el Ché y Zapata, representando a la parte local (de ese momento es la canción de Kojón Prieto y los Huajolotes que decía ‘Ché eta Zapata, Ché eta Zapata, aurrera Napartheid, Ché eta Zapata!’). Algunos años después también incluiría a nuestro Mariano en una camiseta de Kukuxumusu denominada Basque National Heroes.

Ya en 1999, en su libro Gure mendea  (‘Nuestro siglo’) Iñigo Aranbarri dedicaba una sección de 1915 a la relación entre Mendigacha y Azkue titulada Labraria eta apeza (‘El labrador y el cura‘).

En 2000 Asisko volvió a la carga incluyendo una viñeta sobre Mariano en la sección Aitzindariak del periódico Gara.

En 2008, solo tres años antes de ganar el Premio Euskadi de literatura, Joseba Sarrionandia utilizaba a Mendigacha en un cuento titulado Muga eta haize hegoa de su libro Munduko zazpi herrialdetako ipuinak (Pamiela), una historia en la que los roncaleses secuestran al bochorno.

Y tan solo dos años más tarde, Mariano daba el salto a la poesía de la mano de Joxemiel Bidador, que en su libro Hutseaniko hazkurria eta beste (Pamiela) le dedicaba dos poemas nostálgicos en una sección que denominó Mendigatxarena (‘La de Mendigacha’): Binuesko zubian ilea mozten (‘Cortando el pelo en el puente del Biniés’) y Mendigatxa sindromea (‘El síndrome Mendigacha’). Este segundo poema puede verse en Youtube recitado por Gotzon Barandiaran en 2011.

En 2013 Gorka Lekaroz elaboró con datos que le proporcioné yo la que probablemente sea la biografía más completa de Mariano Mendigacha, que puede leerse (en euskara) en su blog linguanavarrorum.blogariak.net.

Nuevamente en verso y en la pastoral Iruñeko euskaldunak (2015) sobre el fallecido Bidador, Enrike Díez de Ulzurrun dedicaba unos versos a Mendigacha.

Y este mismo año 2018, un nuevo guiño de Asisko a nuestro Mendigacha en su libro Eusklabo alaiak.

Así que como podéis ver, Mendigacha está todavía muy vivo.

Crónica del homenaje a Mariano Mendigacha

Concurrida charla

Mucha gente y gran ambiente el sábado en Vidángoz en el homenaje a Mariano Mendigacha organizado por el Ayto. de Vidángoz, Real Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia) y Bidankozarte. La jornada comenzó con la charla ‘Mendigacha, Vidángoz y el uskara’ impartida por Ángel Mari Pérez Artuch.

Euskaltzaindia, el Ayuntamiento de Vidángoz y Bidankozarte, junto a los descendientes de Mariano Mendigacha

Tras la charla, nos desplazamos a casa Mendigatxa y allí hablaron el alcalde de Vidángoz y Euskaltzaindia, Arain y Garazi bailaron un aurresku y con la coral Julián Gayarre del Valle de Roncal cantamos antiguas canciones en uskara recopiladas por Mariano Mendigacha.

Placa colocada en homenaje a Mariano Mendigacha

Se colocó una placa en recuerdo de Mariano Mendigacha en la fachada de su casa y en el acto se descubrió.

Los medios de comunicación dieron cuenta del homenaje: Radio Nacional el sábado y Diario de Noticias y Diario de Navarra en sus ediciones impresas de ayer domingo. También Berria ha dedicado el 4 de septiembre un extenso reportaje al homenaje y al uskara roncalés.
Jendetza eta giro itzela larunbatean Bidankozen Mariano Mendigatxari Bidankozeko Aiza-Bulguak, Euskaltzaindiak eta Bidankozartek eskaini genion omenaldian. Goiza Gotzon Pérez Artutxek emandako ‘Mendigatxa, Bidankoze eta uskara’ hitzaldiarekin hasi zen.
Hitzaldiaren ondoren, Mendigatxaren etxera joan eta bertan Bidankozeko alkate zein Euskaltzaindiako hitzaldiak, ohorezko aurresku bat eta, Erronkaribarko Julian Gaiarre abesbatzarekin batera, Mariano Mendigatxak bildutako uskarazko antzinako abestiak abestu genituen.
Mariano Mendigatxari eskainitako xafla jarri zen bere etxean eta ekitaldian estalkia kendu genuen.
Hedabideek ekitaldiaren berri eman zuten larunbatean bertan (Radio Nacional de Españak) eta atzo (Diario de Noticiasek eta Diario de Navarrak). Irailaren 4ean Berriak ere eskaini dio erreportaia luze bat omenaldiari eta Erronkariko uskarari.

Anteriores recordatorios a Mariano Mendigacha

Al hilo del homenaje que se le va a brindar este próximo sábado, tendemos a pensar que, como Mariano Mendigacha no tiene una placa en su honor al estilo de la de Prudencio Hualde, nunca se le ha tributado un homenaje o que ni siquiera se ha intentado, pero no es así, ni en un caso ni en el otro.

Extracto del acta de Euskaltzaindia de 28/04/1932, donde se recoge lo relativo a colocar una lápida en recuerdo de Mendigacha en su casa nativa.

El primer intento de homenaje fue promovido por el propio Resurrección Mª de Azkue como primer presidente de Euskaltzaindia. Fue en 1932, aprovechando el centenario del nacimiento de Mendigacha, cuando Azkue propuso a la asamblea de la academia colocar una lápida en su honor. La propuesta fue aprobada e incluso se llegó a consultar y recibir respuesta del párroco Don Marcelino Murillo sobre las fechas exactas de nacimiento y muerte de Mariano.

Sin embargo, este primer intento de homenaje no pudo llevarse a cabo, no sabemos si por dificultades propias de una Euskaltzaindia cuyo funcionamiento era más bien precario en aquella época, por la inestabilidad política y social de la época o incluso, tal vez, por el golpe de estado de Sanjurjo que tendría lugar tan solo tres meses después.

Imagen publicada en el Diario de Navarra de 14/06/1975 acompañando a la noticia del homenaje a Mariano Mendigacha y Prudencio Hualde.

Así, el homenaje a Mariano Mendigacha durmió el sueño de los justos hasta 1975, año en cuya primavera se realizaron en diversas localidades del Pirineo (Burguete, Ochagavía, Vidángoz…) acciones de ensalzamiento del euskera. La de Vidángoz, concretamente, tuvo lugar el día 8 de junio de aquel año y lo que se planteó como un homenaje tanto a Mariano Mendigacha como a Prudencio Hualde consistió principalmente en una misa en euskera. Parece ser que Don Nicolás fue quien organizó el asunto.

El artículo que dedicaba a la celebración el Diario de Navarra del 14 de junio de 1975 señala que se sumaron a la fiesta los 200 habitantes que tenía Vidángoz en aquel entonces, las autoridades (el alcalde Enrique Hualde [Txestas / Juanko], los concejales Evaristo Urzainqui [Lengorna] y Tomás Arbizu [Arbizu] y el secretario Miguel Salvoch [Urzainqui / Secretario / Landeta]

Las lecturas de la misa, que fue concelebrada por el padre Aguinagalde, fueron traducidas al roncalés por Koldo Artola y pusieron música a la celebración una acordeonista y varios  txistularis.

Esta jornada sirvió de germen para el tributo que se le realizaría a Prudencio Hualde cuatro años más tarde, en 1979, con motivo del centenario de su muerte.

Y posteriormente, 1998, con motivo del primer Uskararen eguna que se celebró en Vidángoz, organizado por la Asociación Kebenko, también se homenajeó tanto a Mendigacha como a Hualde en su calidad de ilustres uskaldunes bidankoztarras.

…y entonces llegó el desastre

Mariano trató de gestionar su familia de la mejor manera posible de acuerdo con su mentalidad. Si dejamos de lado las disputas que tuvo con su hija y yerno y que parece que acabaron reconduciéndose, parece que lo hizo bien. Pero en los meses siguientes a su muerte, la familia sufrió una serie de reveses que bien podrían parecer una maldición.

Una nieta de Mendigacha fue encarcelada por estafa pocas semanas después de morir Mariano.

Apenas tres semanas después de morir Mendigacha, una de sus nietas de casa Bernabel, Amalia, fue condenada por estafar a Jacinto Garín y quedarse con dinero de éste, y pasó cuatro meses en la cárcel, con un bebé de tres meses. Parece que el paso por el presidio y las precarias condiciones que le tocaron vivir (además, su marido había marchado a Argentina) hicieron que muriera en apenas tres años.

En casa Mendigatxa, por su parte, tres de los nietos que no habían de heredar la casa hicieron las maletas para marcharse a América y, el que en principio estaría destinado a heredar la casa, Norberto, falleció tan solo seis meses después de hacerlo Mariano a consecuencia de una coz de sus caballerías.

Mala racha para los Mendigatxa

Powered by WordPress | Buy best wordpress themes and Save. | Thanks to Free WordPress Themes, Top WordPress Themes and Free WordPress Themes