Posts Tagged ‘Diario de Navarra’

Ovejas y pastores en la hemeroteca

Teniendo en cuenta que el pastoreo era el medio de vida de muchas familias de Vidángoz hasta época bien reciente, es lógico que en la hemeroteca queden numerosas menciones tanto a pastores como a ovejas: compraventas de ganados, arriendo de pastos, anécdotas… Y es en algunas de estas últimas en las que nos vamos a fijar en esta ocasión.

Recorte del Eco de Navarra del 06/07/1910

La primera noticia curiosa nos lleva a  julio de 1910. Estamos en pleno verano y, como es habitual, los ganados están en los pastos veraniegos, y en el caso que nos ocupa, concretamente, en una borda de Vidángoz. Aunque varía la información en función del medio en el que la leamos, lo que está claro es que la desgracia le sobrevino a Pedro Antonio Mayo [Uztárroz/Rakax] y, por lo tanto, y como da a entender la noticia, en una de las bordas de Rakax, si bien no podemos concretar en cuál de las que esa casa tenía en término de Vidángoz: la de Bilitxea, la de Zaltungorri o la de Arzarena. Todas ellas están en puntos elevados, con lo que cualquiera pudo ser escenario de lo que ocurrió.

Recorte del Diario de Navarra del 06/07/1910

He encontrado referencias a la noticia tanto en el Diario de Navarra como en el Eco de Navarra y ambas coinciden en el dueño del rebaño y en que la caída de un rayo el día de San Pedro dio lugar a la desgracia. Pero difieren en las consecuencias del impacto: el Diario indica que 21 reses perecieron carbonizadas mientras que según el Eco el número de ovejas muertas ascendía a 26 y no fallecieron carbonizadas sino asfixiadas.

Tal vez sería éste el pasaje que comentaba mi padre de que hacía algún tiempo ‘un rayo había caído y había impactado en las ovejas que llevaban esquila’. Sea como fuere, habría sido una pérdida notable para los de Rakax.

La segunda de las noticias tuvo lugar en la misma época pero ocho años después, en julio de 1918. Uno de los protagonistas de esta historia es un pastor de Vidángoz llamado Cipriano Escuer que, aunque no era natural de Vidángoz, llevaba años trabajando en el pueblo como pastor, primero para los de Rakax, después una larga temporada para los de Kostiol y, posteriormente, para los de Diego, si bien en la noticia se indica que el suceso tuvo lugar con un rebaño ‘de su propiedad’. El caso es que Cipriano se hallaba al cuidado de un ganado en el término de Gaztuluzarra de Uztárroz y le desaparecieron nada menos que 20 ovejas. Ni una ni dos: 20. Cipriano ya tenía sus sospechas y denunció ante la guardia civil de Roncal a Agustín Dronda, pastor de Uztárroz. Registraron el rebaño de éste y, efectivamente, encontraron en él 18 ovejas de las de Escuer, y las dos que faltaban, al parecer, ya habían sido sacrificadas.

Solo han sido dos ejemplos de historias de pastores sacados de la hemeroteca, pero os aseguro que el tema podría dar para un número entero de Bidankozarte. Y es que cuando el ganado era el medio de vida de gran parte del pueblo, está claro que todo lo que le rodeaba era susceptible de crear noticias. Como se suele decir en  algunos de estos casos, ‘reunión de pastores, oveja muerta’.

Crónica del homenaje a Mariano Mendigacha

Concurrida charla

Mucha gente y gran ambiente el sábado en Vidángoz en el homenaje a Mariano Mendigacha organizado por el Ayto. de Vidángoz, Real Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia) y Bidankozarte. La jornada comenzó con la charla ‘Mendigacha, Vidángoz y el uskara’ impartida por Ángel Mari Pérez Artuch.

Euskaltzaindia, el Ayuntamiento de Vidángoz y Bidankozarte, junto a los descendientes de Mariano Mendigacha

Tras la charla, nos desplazamos a casa Mendigatxa y allí hablaron el alcalde de Vidángoz y Euskaltzaindia, Arain y Garazi bailaron un aurresku y con la coral Julián Gayarre del Valle de Roncal cantamos antiguas canciones en uskara recopiladas por Mariano Mendigacha.

Placa colocada en homenaje a Mariano Mendigacha

Se colocó una placa en recuerdo de Mariano Mendigacha en la fachada de su casa y en el acto se descubrió.

Los medios de comunicación dieron cuenta del homenaje: Radio Nacional el sábado y Diario de Noticias y Diario de Navarra en sus ediciones impresas de ayer domingo. También Berria ha dedicado el 4 de septiembre un extenso reportaje al homenaje y al uskara roncalés.
Jendetza eta giro itzela larunbatean Bidankozen Mariano Mendigatxari Bidankozeko Aiza-Bulguak, Euskaltzaindiak eta Bidankozartek eskaini genion omenaldian. Goiza Gotzon Pérez Artutxek emandako ‘Mendigatxa, Bidankoze eta uskara’ hitzaldiarekin hasi zen.
Hitzaldiaren ondoren, Mendigatxaren etxera joan eta bertan Bidankozeko alkate zein Euskaltzaindiako hitzaldiak, ohorezko aurresku bat eta, Erronkaribarko Julian Gaiarre abesbatzarekin batera, Mariano Mendigatxak bildutako uskarazko antzinako abestiak abestu genituen.
Mariano Mendigatxari eskainitako xafla jarri zen bere etxean eta ekitaldian estalkia kendu genuen.
Hedabideek ekitaldiaren berri eman zuten larunbatean bertan (Radio Nacional de Españak) eta atzo (Diario de Noticiasek eta Diario de Navarrak). Irailaren 4ean Berriak ere eskaini dio erreportaia luze bat omenaldiari eta Erronkariko uskarari.

Anteriores recordatorios a Mariano Mendigacha

Al hilo del homenaje que se le va a brindar este próximo sábado, tendemos a pensar que, como Mariano Mendigacha no tiene una placa en su honor al estilo de la de Prudencio Hualde, nunca se le ha tributado un homenaje o que ni siquiera se ha intentado, pero no es así, ni en un caso ni en el otro.

Extracto del acta de Euskaltzaindia de 28/04/1932, donde se recoge lo relativo a colocar una lápida en recuerdo de Mendigacha en su casa nativa.

El primer intento de homenaje fue promovido por el propio Resurrección Mª de Azkue como primer presidente de Euskaltzaindia. Fue en 1932, aprovechando el centenario del nacimiento de Mendigacha, cuando Azkue propuso a la asamblea de la academia colocar una lápida en su honor. La propuesta fue aprobada e incluso se llegó a consultar y recibir respuesta del párroco Don Marcelino Murillo sobre las fechas exactas de nacimiento y muerte de Mariano.

Sin embargo, este primer intento de homenaje no pudo llevarse a cabo, no sabemos si por dificultades propias de una Euskaltzaindia cuyo funcionamiento era más bien precario en aquella época, por la inestabilidad política y social de la época o incluso, tal vez, por el golpe de estado de Sanjurjo que tendría lugar tan solo tres meses después.

Imagen publicada en el Diario de Navarra de 14/06/1975 acompañando a la noticia del homenaje a Mariano Mendigacha y Prudencio Hualde.

Así, el homenaje a Mariano Mendigacha durmió el sueño de los justos hasta 1975, año en cuya primavera se realizaron en diversas localidades del Pirineo (Burguete, Ochagavía, Vidángoz…) acciones de ensalzamiento del euskera. La de Vidángoz, concretamente, tuvo lugar el día 8 de junio de aquel año y lo que se planteó como un homenaje tanto a Mariano Mendigacha como a Prudencio Hualde consistió principalmente en una misa en euskera. Parece ser que Don Nicolás fue quien organizó el asunto.

El artículo que dedicaba a la celebración el Diario de Navarra del 14 de junio de 1975 señala que se sumaron a la fiesta los 200 habitantes que tenía Vidángoz en aquel entonces, las autoridades (el alcalde Enrique Hualde [Txestas / Juanko], los concejales Evaristo Urzainqui [Lengorna] y Tomás Arbizu [Arbizu] y el secretario Miguel Salvoch [Urzainqui / Secretario / Landeta]

Las lecturas de la misa, que fue concelebrada por el padre Aguinagalde, fueron traducidas al roncalés por Koldo Artola y pusieron música a la celebración una acordeonista y varios  txistularis.

Esta jornada sirvió de germen para el tributo que se le realizaría a Prudencio Hualde cuatro años más tarde, en 1979, con motivo del centenario de su muerte.

Y posteriormente, 1998, con motivo del primer Uskararen eguna que se celebró en Vidángoz, organizado por la Asociación Kebenko, también se homenajeó tanto a Mendigacha como a Hualde en su calidad de ilustres uskaldunes bidankoztarras.

Primera multa a un coche de Vidángoz

Recorte del Diario de Navarra de fecha 06/12/1927.

Hace 90 años, el primer o el segundo coche de Vidángoz era multado por transportar viajeros sin tener permiso para ello. Era una camioneta Ford (puede ser como alguna de las que se ven en las imágenes), aunque lo que no está tan claro era quién era el denunciado, esto es, el dueño del vehículo que se menciona en esta noticia del Diario de Navarra del 6 de diciembre de 1927.
Tenemos dos candidatos, a tenor de los datos obtenidos en el Archivo Municipal de Vidángoz:

Camioneta Ford fabricada en 1924, probablemente el modelo del que dispondría José María Sanz Jimeno [Danielna / José María].

1.- José María Sanz Jimeno [Danielna / José María], que consta como propietario del único vehículo que había en Vidángoz en 1926, si bien en el documento en cuestión todavía no consta como comerciante sino como carpintero. Su vehículo era una camioneta marca Ford de 1924, matrícula 587NA, 12 C.V. de potencia, 2 ruedas neumáticas y otras 2 macizas, dos marchas, 1 freno, gasolina como combustible (depósito de 25 litros), con 1.000 kg de tara y otros 1.000 de carga, carrocería con cubierta (y dimensiones de bastidor disponible para colocar carrocería de 3,50 x 1,10 m) y una velocidad media de 25 km/h. Como mecánico del mismo consta el propio José María Sanz, pero es curioso que figura en este apartado en estado de 2ª reserva del Regimiento de cazadores Almería 13 de caballería.

Furgoneta Ford modelo T para transporte de mercancías, posiblemente como la que poseía Francisco Sanz Hualde [Arlla] en 1928.

2.- Francisco Sanz Hualde [Arlla], que consta como propietario de los dos únicos vehículos que había en Vidángoz en 1928, figurando como comerciante de profesión. Su 1º vehículo era una camioneta marca Ford, matrícula NA1868, aunque no sabemos ni año de fabricación ni modelo, 16,64 C.V. de potencia, 4 ruedas neumáticas, dos marchas, 2 frenos (1 de palanca y 1 de pie), como combustible utilizaba una mezcla de gasolina, aceite y valvulina, tenía 1.000 kg de tara y 1.500 de carga, carrocería ‘para mercancía’ (y dimensiones de bastidor disponible para colocar carrocería de 3,25 x 0,60 m), y una velocidad media de 25 km/h. Como mecánico consta el propio Francisco Sanz y por lo que respecta a su situación militar, se indica que tiene licencia absoluta.

Ford modelo A de 1928, turismo para transporte de ‘viajeros’, puede que el vehículo propiedad de Francisco Sanz Hualde [Arlla] destinado a esos efectos.

Su 2º vehículo era un turismo marca Ford y matrícula NA2264, de la que tampoco sabemos ni año de fabricación ni modelo, 16,64 C.V. de potencia, 4 ruedas neumáticas, dos marchas, 2 frenos (1 de palanca y 1 de pie), como combustible utilizaba una mezcla de gasolina, aceite y valvulina, tenía 500 kg de tara y 1.000 de carga, carrocería ‘para viajeros’ (y dimensiones de bastidor disponible para colocar carrocería de 2,65 x 0,57 m), 6 asientos, y una velocidad media de 50 km/h. Como mecánico consta el propio Francisco Sanz y por lo que respecta a su situación militar, se indica que tiene licencia absoluta.
Está claro, pues, que el vehículo multado sería o bien el primero o bien el segundo de los aquí mencionados, ya que el tercero sí que era para transporte de viajeros.
Sea como fuere, y fuera el multado José María Sanz o Francisco Sanz, esta noticia de hace 90 años nos ha servido para conocer cómo eran los primeros coches que hubo en Vidángoz y quiénes fueron sus dueños.

Una pareja de diamante

Isidro Urzainqui y Constancia Pérez

En la hemeroteca encontramos  dos noticias curiosas relativas a una de las parejas más longevas que habrá conocido Vidángoz: Constancia Pérez Sanz [Santxena] e Isidro Urzainqui Pérez [Kostiol / Santxena].

La primera reseña es del Diario de Navarra de 20 de mayo de 1932, y en ella se da noticia de la petición de la mano de Constancia para Isidro, resmarcando la categoría de las dos familias, Kostiol y Santxena.

La segunda aparición tuvo lugar 60 años después, el 1 de julio de 1992, hace ahora 25 años, también en el Diario de Navarra (la foto que acompaña estas líneas es de aquel artículo). La noticia, en este caso, era el 60º aniversario del enlace entre Constancia e Isidro, sus bodas de diamante, en un artículo escrito por Don Nicolás bajo su habitual pseudónimo de Botín.

Ambos artículos pueden leerse al completo pulsando en los siguientes enlaces:

Powered by WordPress | Buy best wordpress themes and Save. | Thanks to Free WordPress Themes, Top WordPress Themes and Free WordPress Themes